Este nuevo despropósito radiofónico no pretende otra cosa que desmitificar, desmotar, destruir y triturar cualquier tipo de idealización que alguien pueda tener sobre las décadas pasadas con las únicas armas de la ironía, la sátira y el sentido del humor. Advertimos desde ya que este programa no es apto para nostálgicos, fetichistas, ofendiditos, asociaciones defensoras de diferentes causas, menores de edad, o mascotas consentidas. Con cualquier queja, acudir al maestro armero.
Aulas infames.

La TV que nos crió. (1ª parte). Series nada serias

Le Chanson (1.parte)

“Una de miedo.”

“Vacaciones Santillana…”

En el primer plato de hoy: Pato a la naranja.